Google+ Followers

sábado, 15 de mayo de 2010

¿Cuál es el monto mínimo de dinero con el que se puede empezar un negocio?

¿Cuál es el monto mínimo de dinero con el que se puede empezar un negocio?

La respuesta puede sorprenderte un poco si eres una persona conservadora. El monto mínimo puede ser nada si es que lo que se tiene es “nada” de dinero. Para hacer empresa uno requiere capital, es cierto, pero capital no sólo son recursos económicos.

Capital es tu sonrisa y tu empatía, tu capacidad para comunicarte y convencer a otros; capital es tu experiencia y tus conocimientos, tu disciplina, tu orden, tu capacidad de organización, capital también es tu casa, tu cuarto, tus muebles, tus aparatos.

Sucede que a veces nos olvidamos de esto y pensamos que lo que tenemos no nos alcanza para iniciar un negocio. Por eso, y aunque suene a floro, para empezar, no importa cuanto tengas hoy sino que te decidas a echarte a caminar.

Negocios con menos de 300 soles

Los hay y muchos. En el comercio o en los servicios. Comprar lo que necesitas para lustrar zapatos, ser jardinero, hacer servicios de manicurista a domicilio, preparar algún tipo de comida para menú, elaborar y vender sánguches; son emprendimientos que uno puede comenzar con ese monto de dinero
Lo importante aquí es la velocidad de rotación. De ninguna manera hay que comenzar con algo que se demora en vender o que es caro para los clientes.

Digamos que tengo 200 soles y he decido invertirlo todo, tanto así que me quedo sin dinero para el almuerzo. Eso es bacán porque me coloca en una situación límite: literalmente no voy a comer hasta que comience a vender.

Si una persona mantiene ese sentido de urgencia en su actitud, es probable que en mucho menos de una semana vuelva a tener los 200 soles en sus bolsillos.

A partir de ahí, todo depende de la actuación y responsabilidad empresarial: ahorro y reinversión, ahorro y reinversión, ahorro y reinversión. Si mantengo esa disciplina, pronto podré montar un local, contratar trabajadores o eventualmente cambiar a un negocio donde se requiere mayor capital para empezar.

Concluyendo: no hay nada que puede detener a una persona con hambre de salir adelante. En realidad, la batalla para ser empresario es más una batalla interna que seda en la mente década persona: vencer la vergüenza, los miedos, mantenerse constante en los propósitos.

Con un poco más de recursos económicos
Si tienes más de 3 mil soles y menos de 10 mil, la lógica es básicamente la misma. Debes hacer negocios de retorno inmediato. Comprar y vender productos de preferencia debajo costo y necesidad frecuente.

El tema es comprar barato y luego vender en un mercado donde pueda cobrar más alto. Si son servicios lo que voy a ofrecer, es lo mismo. Debo de sacar bien mis cuentas para no terminar subsidiando a mis clientes.

Muchas veces se falla en esto último. Las personas rehúyen de hacer un presupuesto riguroso. No costean los gastos en los que incurren y creen que trabajar de manera independiente es lo mismo que buscar una chamba y cobrar un sueldo. En la actividad independiente y en la empresa uno incurre en bastantes más gastos. Cuando uno no los considera, factura más barato, se hace daño asimismo y también a los colegas.

El otro tema a considerar es el lugar donde vas a vender o el tipo de cliente al que le vas a vender mi producto. Tienes que ubicarte en un sitio donde haya muchas personas con la necesidad de tu producto, pero de preferencia no mucha competencia.

Esto último es importante porque si recién empiezas un negocio y vas a un lugar donde están los tigres del negocio, es probable que te destrocen fácilmente. Si recién empiezas, comienza en un sector o en una zona o con un tipo de clientes que necesita tu producto o tu servicio y que no tiene mucha oferta como la tuya a su alrededor. ¿Has entendido? No pretendas siendo un conejito, participar en el festín de las fieras; claro, salvo que decidas comer las sobras, y, esa puede ser una excelente estrategia, pues hay grandes empresas que desarrollan mercados que necesitan servicios complementarios. Las sobras, a veces, son suculentas.

Por último, si hay necesidad de tener un espacio, lo alquilo. Si tengo que comprar maquinaria, compro barato, no debo gastar el poco dinero que tengo en compras de maquinaria o mobiliario nuevo o decoración. Esa no debe ser mi ventaja competitiva, porque lo que podré decorar o comprar con ese dinero es muy poco.

Con ese monto de dinero, suele ser más inteligente comenzar con humildad, con cosas de segunda o prestadas.

Negocios a partir de 10 y hasta los 30 mil soles

Son muchas las cosas que se pueden hacer con 10 mil soles y más con 30 mil. Pero los principios siguen siendo los mismos. El dinero no reemplaza tu fortaleza interior para sacar un proyecto empresarial adelante, tampoco reemplaza tu olfato para ir donde haya menos competencia y más oportunidades.

¿Qué se puede hacer? Bodegas, puestos de comida en un mercado, una pequeña juguería al paso, alguna pequeña industria. Si yo tuviera que elegir, me mudaría a vivir a un cerro urbanizado y pondría un minimarket con la aspiración de tener una cadena de minimarkets en cada cerro poblado de Lima.

Es probable que las cabinas de Internet, las librerías, una pollería, etc. también funcionen allí. Los cerros poblados de Lima son las nuevas urbanizaciones. Y toda urbanización nueva necesita más densidad y mejor calidad de negocios.

Así que me mudo ahí y comienzo. Hay muchísimas oportunidades de hacerla diferencia, básicamente por ausencia de oferta. Ese es el asunto, moverse, ir a donde está la mejor oportunidad de negocios, en vez de quedarse sentados empollando un huevo de oro que nunca va a existir con una actitud pasiva.

¿El nombre que le pondría al minimarket?

“En la Cima”, “Sí Market”, “Súper de la Montaña”, “Mountain Market”, “Pujanza” o simplemente como la antigua serie de TV: “Bonanza”.

Ahora bien, una vez que uno empieza, empezar dejó de ser problema. El reto es convertir cualquiera de estos emprendimientos, al cabo de algunos pocos años, en empresas sólidas y de constante crecimiento.

Y eso si exige mucho más que el atrevimiento, la decisión o el espíritu emprendedor. Exige que la persona que inicia el negocio, se convierta en empresario. Mute y privilegie la organización, la planificación, la formación de un equipo de trabajo, la elaboración y seguimiento de estrategias de crecimiento.

Ahí a los peruanos nos falta mucho. Pero eso ya es motivo de otro artículo.

Fuente: Blogger de Juan Infantes.

Y CON UNIQUE...........que hacemos

Negocios a partir de CERO Soles

Para hacer empresa no solo se requiere capital, también se necesita muchas ganas de crecer, de trabajar para uno mismo, tener un sueño por el cual luchar, poner mucha pasión en lo que hacemos.

Con UNIQUE puedes emprender un negocio con cero soles, si asi como lo lees de cero soles, no es necesario tener experiencia en ventas, no es necesario tener alguna profesión, no es necesario ser un tigre en computación, nada de eso!!. Sólo necesitas saber sumar, restar, leer y sobre todo saber contar tus ganancias.

En UNIQUE te enseñamos de cero, te damos capacitación constante, línea de crédito, hasta 40% de ingresos por ventas de nuestros productos, premios, viajes, bonificaciones y sobre todo una carrera para ser empresaria.

Escribemos a papacarto@hotmail.com y te asesoraremos de como convertirte en una mujer empresaria.

Patricia De UGAZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada